Adam Levine se quita la camiseta en el peor medio tiempo de la historia del Super Bowl.

Compartido

El medio tiempo del Super Bowl siempre es uno de los actos más esperados en el mundo, y también uno de los más vistos por todo tipo de audiencias. Michael Jackson, Lady Gaga, Katy Perry, Madonna, entre otros personajes de la realeza del pop, han sido los encargados de llevar la batuta de este gran espectáculo. En esta edición, Marron 5 se presentó entre controversias de racismo por parte de la NFL, después de que Pink y Rihanna rechazaran estar en el medio tiempo por esta misma razón.

Adam Levine fue entrevistado unos días antes del Super Bowl, donde confesó que no dio la tradicional rueda de prensa porque “todo se trata de la música” -aunque nosotros pensamos que simplemente no quiso crear más polémica en medio de una sala llena de periodistas listos para atacar-.

El momento llegó, y aunque Levine declaró no ser un gran bailarín, aún así prometió un gran espectáculo de medio tiempo. El día de ayer, el Super Bowl se encendió mientras que el vocalista de Maroon 5 se quitó la camiseta, aunque la mayor parte del tiempo, el show pareció una helada en pleno febrero; decepcionante, prolongada y dolorosa.

Travis Sctott y Big Boi no ayudaron a Adam Levine y compañía, e incluso, el esperado homenaje al creador de Bob Esponja por parte de la NFL, fue tan corto que parece que no existió. Esperamos que Levine le aprenda unos pasitos de baile a Justin Timberlake, algo del desempeño en el escenario a Michael Jackson, y un poco de la calidad del mensaje que dio Lady Gaga en medio de un panorama político republicano en Estados Unidos.

Antes del gran medio tiempo del Super Bowl, el mundo creyó que Maroon 5 haría una revelación importante o por lo menos, nos daría una referencia de las protestas que los jugadores de la NFL han hecho, en contra de la violencia política que se ha llevado vidas de miles de afroamericanos en Estados Unidos.

El show de Levine y compañía sexualizó la figura masculina del protagonista del medio tiempo en el Super Bowl, pero no llegó a los estándares que esta gran fiesta nos tiene acostumbrados. Buena suerte para la próxima a los organizadores de la NFL, tal vez si superan el tema del racismo, la próxima edición vuelva a ser como en los viejos tiempos.  

Cuéntenme tu opinión en mi cuenta de 👉  MOOVZ, y únanse a la comunidad gay más grande del mundo.