Brunéi castiga la homosexualidad con lapidación, mientras en Tel Aviv celebran los juegos deportivos LGBT+.

Compartido

En una parte del mundo, la homosexualidad es penada, mientras en otro lugar, es celebrada. Este miércoles se dio a conocer que Brenéi, un pequeño país del continente asiático, aprobó una ley donde se castigará el adulterio y el sexo gay con una práctica antigua y dolorosa; la lapidación -la cual consiste en arrojarle piedras al acusado hasta que muera-. La homosexualidad ya es ilegal en el país, pero ahora se convertirá en un delito que se aplicará sólo a musulmanes. El robo también se castigará con medidas atroces; la amputación de la mano, y del pie si la infracción se vuelve a cometer.

Organizaciones internaciones se han visto horrorizadas por estas nuevas leyes, y esperan que Brenéi pare estas injustas medidas, aunque hasta el momento, el proyecto sigue en marcha.

Por otro lado, Tel Aviv, uno de los paraísos gays más concurridos en el mundo, está celebrando los Juegos Deportivos LGBT+ 2019, celebración que se ha convertido en el evento deportivo gay más grande del Medio Oriente. Los atletas que participarán vienen de 17 países y competirán en 7 categorías: natación, baloncesto, fútbol, tenis, atletismo y fútbol.

Con los años, Tel Aviv se ha convertido en un favorito de la comunidad gay, ya que ofrece grandes atracciones y lugares que confortan a sus visitantes, colocándose como una de las ciudades más amadas por los turistas LGBT+, al lado de New York, Berlín, Madrid, entre otros.

Cuéntenme su opinión en mi cuenta de 👉  MOOVZ, y únanse a la comunidad gay más grande del mundo.