Mi Carta Abierta a Vogue: “El error está en querer vender más”

Compartido

My dear Vogue…

Me siento fatal por escribir un texto negativo acerca de mis revistas favoritas, porque además de ser “La biblia de la moda”, Vogue ha marcado una pauta mundial para crear sueños y hacerlos realidad en las impresiones de sus páginas. Cada referencia que veo en los medios acerca de las editoras de la revista como Anna Wintour, Franca Sozzani, Carine Roitfeld, o incluso de Karla Martínez de Salas –actual directora editorial de Vogue México y Latinoamérica-, se convierte en un buen relato acerca de lo que la moda debería de ser, porque por muchas razones, les tenemos respeto y admiración  a las personalidades que han llegado a ocupar el “gran puesto” con el que algunos sólo pueden soñar.

 

Anna Winotur es famosa por haber incluido celebridades en su revista, y aunque importantes influencias como Grace Coddington se oponían a dicha postura, Wintour se salió con la suya y empezó con una nueva era en la industria, que al principio parecía prometedora, pero que con el tiempo, se fue tornando en una idea errónea de lo que debió ser.

 

Uno de los escándalos más actuales en la historia de la Vogue Americana, fue cuando su editora en jefe decidió incluir en la portada a una Kim Kardashian con vestido de novia junto a Kanye West, lo cual indignó a muchos medios y a los fans de la revista, por tratarse de una simple “reality star”. Creo que el problema no fue precisamente el incluir a una estrella que se generó por un programa de entretenimiento simple y debido a su sex tape, sino que la esencia de la familia más famosa de los Estados Unidos de América, simplemente no va con lo que Vogue ha predicado por años. Se rumoró que la revista de Kim y Kanye vendió lo mismo que los covers de Beyoncé y Michelle Obama, pero… was it really worth it?

 

Kim Kardashian en la portada de la revista Vogue

 

Hace unos días, en un tema mucho más local, vi que Maluma apareció en un nuevo issue de Vogue Hombre, lo cual provocó una pequeña desilusión en mí, porque siempre he dicho que aunque la moda en México esté en pañales, todos nosotros tenemos que luchar porque se desarrolle, y tenemos que gritar para que las grandes figuras de la moda actual en nuestro país nos escuchen. Vivimos en México, donde Edy Smol es conocido como “El gurú de la moda”, título que le acomodó la campaña del canal E!, y que podemos ver en varios espectaculares por toda la Ciudad de México ¿De verdad ustedes creen que el señor Smol es una figura que representa el buen vestir, o sólo lo hacen para meternos esa idea en la cabeza?

 

Edy Smol en portada de revista

 

En fin, siguiendo con el tema “Maluma”; no sólo me parece una táctica comercial por parte de la revista, sino que además, la portada logró su cometido porque la polémica no se hizo esperar por parte de los medios y los fans de la revista, y seguro será un ejemplar que venderá bastante, adquirido más por mujeres que por hombres, se los aseguro, aunque sea ésta una revista para caballeros. Entonces, me pregunto si Vogue está tomando las decisiones correctas, porque les puedo jurar que me duele un poco el corazón, al ver el video que la revista publicó del Behind the scenes de la portada con el “Pretty Boy”, donde podemos escuchar una canción de reggaetón en el fondo de las escenas.

 

Maluma en la portada de la revista Vogue

 

Sé que este tipo de música ha sido un fenómeno mundial y que “Despacito” no desapareció del número uno por muchísimas semanas, pero, ¿no deberíamos ser nosotros los que eduquemos a las próximas generaciones, para que los medios no hagan lo que Televisa hizo con nosotros en su momento? No me espanto por las letras de Maluma aunque desprecio la misoginia en sus canciones, pero así de simple; no creo que el señor sea un Fashion Icon aunque sea guapo, y no creo que deba estar en una revista como Vogue. Aunque otras portadas con figuras masculinas han sido criticadas, como es el caso de el issue de León Larregui, creo que por lo menos, el vocalista de Zoé se arriesga, y ha mostrado un interés por la moda, aunque no muchos entiendan su estilo desenfadado, él es una figura que sin duda entra en todo lo que Vogue es y ha sido durante años.

 

 

Muchas cosas tienen que cambiar, entre ellas; quisiera que los invitados en el Fashion Night Out dejaran de decir la palabra “prieta” para referirse a alguien moreno, porque vivimos en una sociedad clasista, y esto sólo fomenta más la discriminación. Si eres editor de Vogue y estás leyendo esto, no te lo tomes a mal, yo amo tu revista como seguro tu la amas tambien, pero no podía dejar de compartir la crítica más constructiva que he hecho hasta la fecha.

 

Con todo cariño, Arturo de Still Not Hungry.

 

Síganme en mi perfil de MOOVZ, la red social LGBT