Chris Salvatore se convierte en el mejor amigo de su vecina enferma de 89 años durante sus últimos días de vida: ‘La bondad lo cura todo’

Compartido
VIA PEOPLE.COM – Traducido de inglés a español

Chris Salvatore  de 31 años, y Norma Cook de 89, son inseparables mientras ella vive su última etapa de vida.

El dúo dinámico son vecinos de West Hollywood, California, y han sido amigos muy cercanos durante los últimos cuatro años. Cuando los médicos le informaron a Cook que necesitaba a alguien quien cuidara de ella 24 horas al día en casa, Salvatore fue el primero en apuntarse para el puesto de enfermero.

“La adoro, es mi mejor amiga. Haría lo que fuera por ella,” Salvatore un joven actor y cantante le comenta a PEOPLE. “Creo que la bondad humana es una cosa mágica y que puede curar lo que los médicos no pueden.”

A Cook, quien padece leucemia, le han dicho que le quedan sólo unos meses de vida, y Salvatore está  sumamente determinado a hacerle sentirse querida cada día que le quede.

“Ella ha optado por no seguir con el tratamiento para el cáncer,” dice Salvatore. “Así que ahora es mi trabajo hacerla sentir lo más cómoda posible, y brindarle paz y compañía.”

“Le he dado un regalo para pasarla bien, relajada y disfrutar de cada día durante sus últimos meses.”

norma-chris-2

Salvatore conoció a Cook, una diseñadora de interiores, cuando él se mudó al mismo condominio en donde ella vivía cuatro años atrás. Cook vivía cruzando el pasillo y siempre solía saludar al artista Californiano desde la ventana de su cocina cuando él salía de su apartamento.

“Un día llegué y le pregunté, ‘Puedo pasar y charlar un rato?’ porque siempre ha sido tan amable,” dice Salvatore. “Me ofreció una copa de champagne, y se convirtió en una amistad a primera vista.”

“Me encontraba pasando por una ruptura amorosa, estaba deprimido y me solía sentar durante horas con ella. Sólo con saber que ella estaba ahí escuchándome me hacía sentir mejor, ella pudo ayudarme y hacerme compañía durante mis momentos más oscuros.”

La des-común pareja empezó a verse durante todos los días, cocinando, charlando y jugando con el gato de Norma, Hermes.

“No convertimos en amigos inmediatamente,” dice Salvatore. “Ella tuvo muchos amigos gay durante su vida pero desafortunadamente murieron durante la epidemia de SIDA, y yo siendo gay me ha acercado mucho más a ella, hablamos casi siempre de moda y comida”.

norma-chris-1

Cook, quien fue diagnosticada con leucemia hace 10 años, no tiene familia inmediata cerca de ella (se divorció cuando tenía 43 años y nunca tuvo hijos). Cuando su salud empeoró el año pasado, Salvatore se ofreció incondicionalmente en hacerse cargo de su “alma gemela y mejor amiga.”

“Estuvo en el hospital seis veces el año pasado. Y la última vez que fue dada de alta del hospital hace dos semanas, el médico le dijo, ‘No puedes irte a casa sin una supervisión de 24 horas en casa’,” dice Salvatore. “Y desde entonces no la he dejado irse a un asilo. Ella asegura que desearía ‘estar muerta a ir a un asilo’.”

Salvatore se convirtió en el portavoz de Cook y en su principal cuidador cuando los médicos le dijeron que le quedaban sólo unos meses de vida. Entonces él inicio una campaña en GoFundMe para recaudar fondos que cubrirían gastos de su cuidado en casa que no son cubiertos por su seguro.

“Me llamaron para hacer esto por ella” dice Salvatore. “Hemos logrado hacer un poco de ruido pues estuve utilizando un hashtag llamado #MyNeighborNorma en redes sociales a través de videos y fotos, así que pregunté a todos quienes conocían nuestra amistad a que contribuyan a la causa.”

norma-chris-3

En solo un mes, Salvatore ha juntado suficiente dinero para poder instalar a Cook dentro de su apartamento y con cuidado intensivo mientras vive sus últimos meses.

“El ser su mejor amigo por lo últimos cuatro años, ha creado un vínculo, y luego el convertirse en un cuidador, pues hace mucho más difícil el romper este vínculo emocional cuando ves a alguien quien poco a poco muere frente a tus ojos,” él dice con lágrimas en los ojos. “Es un reto muy grande, he tratado de mantenerme fuerte, pues no quiero que ella me vea triste.”

norma-chris

Cook no puede mantenerse en pie, y requiere de un respirador artificial, pero aun así sigue siendo “una bomba”, dice Salvatore.

“Es por eso que la amo tanto”, dice él. “Es tan descarada en el buen sentido, y a ella nunca le ha importado. Norma es lista, y tiene un gran ingenio. Si no le gusta lo que me pongo al vestir me lo dice. Ella es así, y así es su personalidad de única, increíble y contagiosa.”

Salvatore dice que Cook se ve “feliz” a pesar de la dieta que lleva, y que come bien y hasta ha podido subir unos cuantos kilos.

“Ella está siempre en su mente, sabe que va a morir pronto, lo habla abiertamente y se encuentra bien con eso”, dice él. “Me llama ‘el nieto que nunca tuvo’, y tratamos de pasar el mayor tiempo posible juntos.”

“Hay días buenos y hay días malos, pero nos tenemos uno al otro.”

norma-chris-4

Enfermeros calificados visitan el apartamento de Salvatore dos veces por semana para hacer un chequeo a Cook, a quien le han dicho que le quedan sólo dos meses de vida.

“Norma me dice, ‘No quiero que seas tú el quien me encuentre muerta,’” dice él. “Me rompe el corazón, porque sé que seré yo el que lo haga. No quiero que ella piense que me voy a desmoronar, estoy  tratando de ser fuerte para ella y le digo que todo estará bien, aunque es muy difícil.

“Soy tan afortunado en tenerla. Ella ha cambiado mi vida, pues me ha hecho una persona más bondadosa y empática.  Me siento tan honrado de pasar sus últimos momentos junto a ella.

Salvatore espera que éste increíble vínculo con Cook pueda motivar a otras personas a abrirse y poder conocer a personas diferentes a ellas.

“Quiero que otros se inspiren a ser más bondadosos con los extraños y con los vecinos que uno ve que son diferentes a uno  mismo,” explica él. “Norma me ha enseñado eso, y quiero que otros aprendan de ella. La bondad cura y todos estamos juntos en este planeta. Cuando enciendes una luz para alguien más, también la enciendes para ti mismo.”

Y agrega: “La edad es sólo un número!”

“Es gracioso porque uno nunca pensaría en tener tanto en común con alguien de 89 años de edad,” dice Salvatore. “Pero la edad no importa, no es algo que te detenga a conectarte o relacionarte con otra persona. Nunca sabes quién se podría convertir en tu mejor amigo.”