38% de la comunidad LGBT se siente infeliz

Compartido

Hace unas semanas en MOOVZ, la red social LGBT más grande, decidimos hacer la pregunta de ¿Eres feliz? con el fin de entender si la comunidad LGBT en su mayoría es feliz o no.

Quiz de Moovz en referencia a la felicidad

Además de votar, la gente comentó las razones por las cuales son felices o no. Me llevé la grata sorpresa de ver que de los resultados finales de la votación, el 62% de los votantes dicen ser felices pero ¿qué fue del otro 38%? ¿Qué les impide ser felices? ¿Cómo pueden encontrar la felicidad?

 

Algunos de los comentarios de las personas que no son felices me hicieron darme cuenta que la mayoría no lo son porque culpan a alguien más. Muchos ponían que no tenían pareja o que ésta  los había dejado, que los papás no los aceptaban por ser LGBT, y que no entendían cómo ser felices.

Muchas veces nos preguntamos por qué no podemos ser felices y lo demás si.  Siento que ese 38% que no es feliz no ha terminado de entender la felicidad.

 

La verdad es que yo no soy experta en “felicidad” pero sí sé que la única responsable de mi felicidad soy yo. A lo largo de mi vida, he pasado por situaciones difíciles que me han impedido ver el sentido de mi vida y eso me llevó a ser infeliz. Al descubrir que mi felicidad está en las pequeñas cosas cotidianas como ir al gimnasio, sacar a pasear a mi perrito, trabajar, hacer mi comida, ver la serie que me gusta, etc. y no en las demás personas, fue así como elegí dejar de responsabilizarlos por mi felicidad.

 

Un ejemplo muy claro fue cuando decidí salir del clóset y mi papá decidió no aceptar la situación. Para mi fue muy triste y dejé que su falta de comprensión afectara mi felicidad; vivía infeliz, estaba de malas y no veía el sentido de las cosas, pero el día que decidí ser feliz sin importar con quién esté, quién me quiera, quien me acepte o la situación que esté viviendo, fue que me hice responsable de mi propio amor y felicidad.  

 

Para mi la felicidad tiene que ver con la paz interior, con  amarme y descubrirme todos los días, con darme cuenta de lo capaz que soy y lo increíble que es disfrutar esas pequeñas situaciones que la vida me va dando día a día. Recuerda que no importa el mundo si tú estás bien y amas tu vida; por favor no dejes que los demás decidan el curso de tu felicidad. Enfrenta ese miedo de vivir sólo, de no tener pareja, de que tus amigos o familia se enojen y deja entrar a la felicidad a tu vida.

 

Espero que este artículo les ayude así como a mi me ayudó ver los resultados de la encuesta pues me hizo darme cuenta  de que todavía hay gente responsabilizando a los demás de su felicidad.

 

Atrévete a ser feliz y no te olvides de seguirme en MOOVZ.