Tu cuerpo, tu gran aliado

Compartido

Decía la frase, “Mens sana in corpore sano”, y que cierto ha resultado la interpretación que le damos hoy día, porque ambas cualidades están muy interrelacionadas.

¡Qué importante es sentirse bien con uno mismo!

Cuando una persona mantiene una actividad deportiva frecuente puede apreciar como su cuerpo está más preparado para afrontar las situaciones del día a día, como se gana en seguridad, en confianza.

Cuando el cuerpo se ejercita de manera regular, las enfermedades del día a día empiezan a desaparecer, nos hacemos más resistentes a los resfriados, por poner un ejemplo, y nuestra mente permanece ocupada de manera que las pequeñas dolencias que en otras circunstancias podían preocuparnos pasan a un segundo plano y desaparecen sin apenas notarlo.

Es lo que llaman el poder de la mente, o al menos, en parte.

Este bienestar se refleja en nuestra salud mental, esta auto-confianza de la que hablo nos permite aceptar mejor las cosas que nos llegan desde diversos lados.

Y de igual forma que un cuerpo sano ayuda a tener una mente sana, los pensamientos saludables ayudan a tener un cuerpo más sano. No quiere decir que pensando e positivo se vayan a desarrollar los bíceps, jajaja. La historia va en relación a la innegable influencia de nuestros pasamientos, como parte de nuestro estado de ánimo, en el estado físico de nuestro cuerpo.

Como una actitud de supervivencia y fortaleza psicológica ayuda a superar con menos sufrimiento algunas dolencias, llegando incluso a prevenirlas. El cerebro es el órgano con el poder de decidir que señales manda al cuerpo. Tus pensamientos lo llevarán a segregar las hormonas que favorezcan un aumento de defensas o lo contrario.

Mantén una actitud positiva ante la vida y acompáñala de ejercicio frecuente, verás como la vida te devuelve la sonrisa.

 

Sígueme en Moovz

También escribí  👉 Disfruta tus éxitos con perspectiva

 

*Imagen: ‘Miguel Salgado’, Unsplash