¿Existe la educación sobre la diversidad sexual en los colegios?

Compartido

Desde que la Corte Constitucional en Colombia ordenó al Ministerio de Educación realizar una revisión rigurosa de los Manuales de Convivencia de los colegios públicos y privados en el país, se han abierto discusiones entorno a la educación sobre diversidad sexual en los colegios.

En el año 2016, a través de la Sentencia T-478/15, se le ordenó al Ministerio de Educación Nacional (MEN) hacer la revisión de manuales de convivencia de colegios públicos y privados, sin embargo, varias organizaciones no gubernamentales que trabajan a favor de los derechos de la comunidad LGBTI+ afirman que esta medida ha generado más polémica porque “el debate se quedó en la autonomía de los colegios y los padres en educar a los niños de acuerdo con sus propias convicciones” así lo explicóCarolina Herrera, psicóloga de la organización Liberarte.

Por otro lado, hay otras organizaciones que piensan que la medida no es suficiente como el Grupo de Acción y Apoyo a Personas Trans (GAAT), quienes han recibido este año cuatro casos de discriminación a menores de edad y sustentan que “los colegios no les permiten expresar su identidad de género libremente y están haciendo todos los intentos posibles para que sus padres se los lleven a otros colegios”.

La Sentencia T-478/15 significa un avance en materia legal y social en cuanto a derechos de la comunidad LGBTI, pero aún así se queda corto porque a los niños, niñas y jóvenes que pertenecen a la comunidad se les ha invisibilizado en muchas ocasiones por su misma condición de menores.

Las organizaciones y movimientos como Colombia Diversa, Liberarte y la Fundación GAAT exponen que el problema es estructural de la sociedad, ya que no solo concierne a las instituciones sino a las familias, que se sustentan en la nociones normativas del género y que no conciben otras identidades ni orientaciones.

En América Latina hay varios ejemplos de iniciativas de educación popular llevadas a cabo para personas que pertenecen a la comunidad LGBTI. Un ejemplo de esto, es la Escuela Amaranta Gómez, en Chile, enfoca en niños, niñas y jóvenes transgénero, la cual no solo es la primera institución para niños Trans de Latinoamérica, también ha sido un espacio para que los padres y familiares entiendan a sus hijos.

Ximena Maturana, coordinadora de la Escuela, afirma que todo inició cuando Evelyn Silva, fundadora y directora de la organización, se dio cuenta que a la infancia Trans en Chile la estaban invisibilizando. Por lo tanto, decidió abrir su propia Fundación donde los padres podían resolver dudas y los niños, niñas y jóvenes podían compartir sus experiencias, y aproximadamente hace un año y medio crearon la institución educativa donde hay 23 niños y jóvenes Trans matrículados.

Este tipo de iniciativas en Colombia parecen lejanas, pero movimientos como la Fundación GAAT cree que este tipo de espacios son convenientes para el desarrollo de la infancia y adolescencia Trans, a demás como también lo expresó Herrera de la organización Liberarte la discriminación en Colombia contra la comunidad LGBTI+ se da muchas veces por desconocimiento del tema.

Cuéntame tu opinión en mi cuenta de 👉  MOOVZ, y únete a la comunidad gay más grande del mundo.

Por Natalia Sabogal