Ganador de Eurovisión sale del closet como bisexual.

Compartido

Este fin de semana, la edición número 64 de Eurovisión estuvo cargada de talento y polémica. Por una parte, Madonna se presentó cantando su clásico “Like a Prayer”, y le llovieron las críticas en las redes sociales, donde sus fans la tacharon de poco entonada.

Antes de que la reina del pop se presentara en Eurovisión como uno de los iconos gay de la noche, el gran ganador esta edición, Duncan Laurence, se declaró bisexual en una conferencia de prensa con un mensaje bastante emotivo:

“Lo que significa para mi personalmente, antes de que todo esto comenzara, yo era un compositor que escribía canciones en su habitación y esta oportunidad se traduce en que puedo mostrarme como soy como artista, pero también como ser humano. Soy más que un artista, soy una persona, soy bisexual, soy músico… estoy orgulloso de tener la oportunidad de mostrar quien soy” comentó el holandés.

Laurence no fue el único participante de Eurovisión que pertenece a la comunidad LGBT+; Bial Hassani de Francia también se idéntica como homosexual. Su apertura en el tema le trajo insultos en redes sociales, que la policía terminó recibiendo gracias a dos organizaciones LGBT+. En total, Hassani recibió más de 2,000 tweets negativos a su persona por el simple hecho de ser gay.

En un lado más positivo para la comunidad LGBT+, otras grandes figuras aparecieron en esta edición, como Conchita Wurst y Dana International, creando un verdadero contraste en un ambiente de homofobia y discriminación.

¿Qué piensan del ganador de Eurovisión? Cuéntenme su opinión en mi cuenta de 👉  MOOVZ, y únanse a la comunidad gay más grande del mundo.