Gaymers & Amigeeks: Él

Compartido

Hola , hola una vez más, mis  gay-mers y amigeeks, ¿comostán?

Estuve analizando los artículos anteriores que escribí para ustedes y dije “ok, ya escribí sobre un personaje de videojuegos, sobre uno de cómics y unos de un programa de puppets, ¿ahora de qué hablo y que sea distinto?” y recordé una bonita caricatura que todos vimos de pequeños (y no tan pequeños)… Las Chicas Superpoderosas.

 

Sé que al leer esto seguramente pensarán que hablaré del lesbianismo de Bellota, pero nel, que sea una chica ruda no significa que sea lesbiana, de hecho, no lo es.

Yo más bien quise hablarles de uno de sus villanos, uno de los más encantadores y poderosos… Él. Sí, así se llama, Él.

Él es el diablo (quien, por cierto, en muchas caricaturas es representado como gay, como en South Park, no sé si sea una forma sugerente de decir que ser gay es malo o si haya alguna otra razón) que viste con botas de cuero, falda, estola y se maquilla bien bonito. Por momentos tiene una personalidad dulce y amable pero luego se transforma y saca el demonio que lleva dentro (muy ad hoc con el drama que envuelve al estereotipo del gay).

 

Lo interesante de Él es que su sexualidad no es nada escondida, simulada o referida, es muy evidente, desde su forma de vestir, sus elecciones de animales cuando se transforma (como una hermosa mariposa), o bien, su nombre, amo que se llame así, es como una forma muy clara de decirte que aunque parezca chica (barbona) es un él, no una ella.

 

Este personaje es de lo más enigmático, es quien pone acertijos (o sea, posee ingenio e inteligencia), es manipulador, es muy poderoso, puede hacer “magia” y es de lo más controversial y sensual (según él) al vestir con tanto glamour.

¿Quién diría que años más tarde este “look” se pondría tan de moda? Hoy por hoy vemos muchos personajes del estilo en la vida real, hombres con barba y pelo en pecho que se maquillan, usan pelucas de colores y vestidos extravagantes.
No hay duda de que las caricaturas van un paso adelante y que gracias a ellas todo es un poco más abierto, lo interesante sería dejar de ver a estos personajes como villanos y empezarlos a ver como los protagonistas o los mejores amigos. Pero, independientemente del papel que jueguen, sin duda son divertidísimos y tienen enseñanzas inmensas, no olvidemos que la palabra gay realmente significa “festivo”.

 

Nos leemos la próxima, y no olviden seguirme en Moovz, la red social LGBT.