¿De dónde vienen mis hábitos?

Compartido

Te has preguntado ¿por qué comes lo que comes y de dónde sacaste los gustos que tienes por diferentes tipos de comida?

Si bien es sabido que desde pequeños desarrollamos diferentes gustos por la comida, es importante entender cómo y porqué se desarrollan en este momento de nuestra vida. Los hábitos de nutrición son heredados por 2 aspectos:

  • La familia.
  • Lugar de origen, hábitos y creencias del pueblo.

Los hábitos son otorgados a las personas desde pequeños, sobre todo por parte de la influencia de la familia lo cual hace que sea muy difícil cambiarlos. Esto no quiere decir que nunca vayamos a cambiar nuestros hábitos, de hecho muchas personas se dan cuenta que tiene hábitos muy malos y deciden cambiarlos al 100%.

El otro aspecto en el que nuestros hábitos relacionados con la nutrición se ven influenciados, son las costumbres y creencias del lugar en el que vivimos. En el momento en el que comenzamos a ser más independientes de casa, la influencia empieza a ser mayor ya que poco a poco vamos decidiendo por nuestra propia cuenta el qué, cómo y cuándo comer.  

No existe una edad específica, pero se ha observado que es aproximadamente en la adolescencia, en la que vamos creando nuestros propios hábitos. Estos son los que cambiamos de nuestra familia y nuestro lugar de origen y hacemos propios.

Existen 4 factores que nos ayudan a construir/cambiar nuestros hábitos alimenticios y estos son:

  • Marketing y publicidad de los alimentos en el mundo.
  • Imagen corporal establecida por la sociedad.
  • Roles nuevos en familia, trabajo o amigos.
  • Técnicas de elaboración, producción y distribución de productos.

Por último recordemos que las prácticas alimentarias, a pesar de ser originadas en las  tradiciones,  no son rígidas ni inamovibles sino dinámicas. Al entender esto,  concluímos que si queremos cambiar un mal hábito, podremos hacerlo. Esto no quiere decir que no nos va a costar trabajo hacerlo, sobre todo si es uno que tenemos muy arraigado, pero con esfuerzo y queriendo hacerlo, se podrá cambiar a algo mejor.

Realiza una introspección y descubre si tus hábitos de nutrición buenos y/o malos provienen de la familia o han sido creados y recuerda que romper con los malos hábitos te ayudará a tener una mejor calidad de vida.

 

Sigue mi cuenta en Moovz

 

También escribí : 10 películas lésbicas que toda chica debe ver.