Mientras Mauricio Clark declara que ya no es gay, aprueban el matrimonio igualitario en Cuba.

Compartido

La vida está llena de caminos inconclusos; mientras unos vienen otros van, pero esta semana sí que nos dejó confundidos con dos extraños acontecimientos. Por una parte, el Parlamento de Cuba, aprobó el día de ayer una nueva Constitución que le da el sí a los matrimonios entre personas del mismo sexo. Estas nuevas leyes en Cuba se tienen que celebrar, porque además, la Constitución ahora reconocerá el mercado y la propiedad privada, para el bien de nuestros amigos cubanos.

Mariela Castro, hija del ex-presidente Raúl Castro, dijo que la aprobación del matrimonio homosexual, sitúa a su país como una nación de vanguardia en el reconocimiento de los Derechos Humanos.

En años anteriores, algunos gays recibieron un trato discriminatorio en Cuba, y se les obligaba a realizar trabajos forzados para darles una “reeducación”. Hablando de readaptarse a la vida heterosexual, el conductor mexicano, Mauricio Clark, afirmó este fin de semana que la homosexualidad es parte de su pasado, y que espera formar una familia de la mano de Dios.

Mauricio dijo sentirse atacado por algunos miembros de la comunidad gay, ya que le llovieron críticas después de publicar sus comentarios en Twitter . Muchos usuarios culpan el camino que eligió Clark, entre drogas y excesos, para ahora intentar reivindicarse a la sociedad heterosexual, en medio de su propia homofobia interna y el cristianismo.

¿Ustedes que opinan acerca de estos dos sucesos? Cuéntenme en 👉  MOOVZ, y únanse a la comunidad LGBT+ más grande del planeta.