MITOS Y REALIDADES: La entrevista con mi nutrióloga.

Compartido

Ustedes no lo saben, pero hace más de tres años empecé a cuidar mi alimentación. Por allá del 2013 llegué a pesar casi 85 kg, y el día de hoy mi peso está entre los 63-65 kg. La información que tenía acerca de un estilo de vida saludable era casi nula, es decir, siempre supe que McDonald´s era un asco, pero nunca me enteré de todo lo que conlleva comerte una de sus hamburguesas.

Después de unos años, tomé la decisión que cambiaría el resto de mi vida y fui con una experta en nutrición. Ella se llama Gabriela Guzmán Maldonado y para mí, fue en parte mi salvación; digo “en parte” porque al principio yo me resistía a hacer ejercicio -aunque ella me lo pedía casi como requisito- pero después de un tiempo, conocí el hermoso mundo de las endorfinas y todo cambió.

Me reuní con Gaby para desmentir algunos mitos y realidades acerca de la alimentación. Para mí es muy importante que tomen con filosofía lo que leerán a continuación, porque lo que quiero es generar conciencia y despejar sus dudas.

La primer pregunta obligada para mi nutrióloga fue ¿Cuál es el mejor régimen alimentario a seguir? Entre lo que dicen los crudi-veganos y lo que critican los carnívoros, lo único que creamos es confusión. “Las dietas son como las religiones, todas son buenas, lo importante es seguirlas. Mucho depende del paciente también, por ejemplo; si una persona padece de cáncer, lo indicado sería reducir considerablemente el consumo de carne -con menos grasa, más orgánica-” dice la experta en nutrición.

Después de este afirmación, definitivamente no me pude dejar de pensar en todos los antibióticos y hormonas que contiene la carne, pero Gaby me hizo un comentario que cambió un poco mi perspectiva “No hay que fanatizarnos tanto. Las dietas incluyentes son las mejores, pero si ya has tomado la decisión de no comer carne, puedes sustituir este tipo de alimentos por otros con el fin de preservar un estado de salud óptimo”.

Hablando de alimentos que se pueden sustituir ¿Por qué la leche parece tan irremplazable, cuando hay estudios que explican que este producto puede causar cáncer de próstata y ovario? Gaby reafirmó mi teoría acerca del cáncer, pero también me explicó que tenemos una frase que ha posicionado este tipo de alimento “Bebé que no toma leche, se muere”, o por lo menos eso es lo que piensa la gente, ya que es un alimento básico en nuestros primeros dos años de vida. A todo esto, debemos recordar que ningún producto es imprescindible, realmente podemos variar y cuidarnos tanto como queramos, eso ya depende de ti mismo.

Tengo que aceptar que en mi fascinación por cuidarme, he pensado en hacer dietas especiales, de esas que nos recomienda Gwyneth Paltrow y compañía. Hablamos también sobre las tan famosas dietas Detox, pero Gaby tiene una opinión muy concisa acerca de este termino “Cuando hablamos de ‘detox’, se nos viene a nuestra mente ‘libre de toxinas’ y por eso nos engancha. Este tipo de dietas se ha metido a todos los estratos sociales, pero lejos de que nuestro cuerpo lo agradezca, es simplemente una forma de violentarlo. Si algún profesional te propone una dieta con variedad de texturas, colores y grupos de alimentos; síguela, recuerda que la puedes hacer tan saludable como desees”.

Y es que tener un plan de alimentación no sólo depende del nutriólogo, para mí es un pacto que se tiene entre paciente y experto. Incluso tengo que contarles que le pedí a Gaby, quitara algunos alimentos de la dieta que llevo actualmente; tales como los embutidos, la leche y ahora quiero dejar la carne, lo cual me costará un poco de trabajo, pero aún así lo quiero intentar.

Yo soy de la idea que NO te puedes casar al cien por ciento con lo que te dice alguien más, también debes ser coherente, seguir tu intuición y escuchar a tu cuerpo. Mi nutrióloga estrella sabe qué tipo de paciente soy y eso es lo que me gusta de ella; me reconoce, me comprende y me da una dieta de acuerdo al estilo de vida que quiero llevar.

“Más vale comer de lo natural que de lo artificial, ese es un hecho. Evitemos los alimentos procesados. Una manzana es un snack mucho más saludable que una salchicha, por ejemplo” dice Gaby con esa tono que me encanta, profesional pero amigable. Hablando de los alimentos dañinos y engañosos, están aquellos que se venden como ‘saludables’ pero que no tienen nada de eso. Los jugos artificiales y las aguas con sabor como la Levité de Bonafont, son algunos de los peores porque tienen azúcares dañinas para nuestro cuerpo.

Peores que los azúcares artificiales son las pastillas como el Redotex, o en algunos casos, las píldoras que son desconocidas incluso por el paciente “De pronto hay casos preocupantes, cuando las personas no saben qué tipo de sustancia están consumiendo, con pastillas recetadas por otros nutriólogos o por ellos mismos. Sólo me hablan del color de las tabletas o de los efectos que les ocasionaron” comenta Gaby con un gesto de desespero. Este tema es bastante sensible y de verdad les suplico, que si tienen un conocido que está usando pastillas para bajar de peso, recomiéndenle que escuche las opiniones de otros profesionales en el tema.

Al finalizar esta plática, concordé con mi nutrióloga que la alimentación es un tema bastante amplio y no podríamos abarcar todo en una sola sesión, por eso quedaron pendientes otros temas como los superalimentos (aunque prometo informarlos pronto y compartir toda esa información con ustedes).

Recuerden que más que estar casados con términos o cierto tipo de dietas, necesitamos formar hábitos saludables ¡Todos podemos hacerlo con un poquito de ayuda!

Pueden contarme qué les pareció el tema y hacer preguntas en mi cuenta oficial de MOOVZ, será un gusto leerlas.

También sígueme en Facebook e Instagram. O en mi blog personal Still Not Hungry.