¿Cómo es ser mujer en América Latina?

Compartido

Ser mujer en América latina es un verdadero desafío.

Somos una región machista por cultura y como consecuencia de eso, las mujeres nos hemos convertido en objetos sexuales, usables, prescindibles, maltratables y desechables.

A lo largo de los años, las mujeres hemos sido en mayor o menor medida, rezagadas, violentadas, abusadas e incluso asesinadas por el simple hecho de ser mujeres. Con esto no sólo me refiero al tema de la inequidad de género, la asignación de roles sociales  y las injusticias que se dan en los diferentes ámbitos de la vida cotidiana; sino también a la violencia que podemos sufrir e incluso a poder perder la vida  a manos de un hombre que puede ser un desconocido, un familiar, una pareja o una ex pareja.

En América Latina se cree que la mujer nació para quedarse en casa, dar vida y servir a su esposo, mientras que el hombre es proveedor debido a su mayor capacidad física y mental. Por supuesto si alguna mujer se enfrenta con esto, como no queriendo convertirse en madre o prefiriendo explotar su vida profesional,  se enfrentará en automático con barreras sociales; gente murmurando si será una mala madre o si su marido no puede mantenerla ( en el mejor de los casos, pues si esta chica no quiere hijos , las cosas se agravan).

En cuanto a las barreras laborales, vemos que las mujeres no podemos  tomar cualquier empleo, y cuando podemos, existe una brecha salarial importante independientemente del desempeño o la preparación académica que se tenga únicamente por el género. Esto sin contar el acoso laboral con el que muchas veces se vive.

Mujer en América Latina

 

En cuanto a la seguridad;  la violencia contra la mujer, es algo que ya vemos como algo normal y cotidiano. Cuando se es mujer en nuestros países, se siente miedo. Miedo caminando por las calles de noche, miedo subiéndonos al transporte público, miedo  sintiendo las miradas de los hombres hacia nuestros cuerpos, miedo con ciertas preguntas del conductor al subir a un taxi, miedo por cruzar un parque sola o por esperar a un autobús, pues tal vez seas sujeta a vivir violencia (física, verbal, emocional, acoso, violación, tortura y feminicidios (asesinato de mujeres por su condición de mujer)) y a justificar estos actos culpando a las mujeres de “provocar” a los hombres con su vestimenta o de  “exponerse” por haber caminado solas por la calle.

 

Mujer en América Latina

 

Mujer en América Latina

 

Todas y todos tenemos, amigas, madres, hermanas, o alguna mujer en nuestra vida por quien deberíamos buscar equidad, igualdad, respeto y seguridad. Recuerda una vez más que no hace falta ser la causa para defenderla y seas mujer u hombre, lucha; lucha por el respeto a las mujeres y por hacerle ver al mundo el valor de cada una de ellas; de nosotras.

Feminicidios