Por qué toda lesbiana debe ver Mulholland Drive

Compartido

Soy muy fan de Mulholland Drive y de David Lynch. Este director de cine no es conocido por hacer películas de temática LGBT; sin embargo, Mulholland Drive (2001), considerada la Mejor Película del Siglo XXI de acuerdo con una encuesta realizada a críticos de cine por parte de la BBC, es un must para toda chica lesbiana, ya que retrata el tipo de relación que NO debemos tener con otra mujer. Les explico por qué.

 

Lo que inicia como una película policíaca y de misterio es en realidad la historia de amor entre dos mujeres que NUNCA habían tenido una experiencia lésbica. Las chicas se conocen gracias a un accidente automovilístico que sufre Rita (Laura Harring). Desorientada y en shock, Rita se mete a la casa de una señora despistada que deja la puerta abierta. Horas después, Betty (Naomi Watts), una linda chica que llega a Hollywood para convertirse en estrella de cine, encuentra a Rita dándose un baño en casa de su tía (la señora despistada que dejó la puerta abierta). Después de conversar con ella unos minutos se da cuenta de que Rita no recuerda NADA de su vida. Betty decide darle alojo y ayudarla a descubrir quién es y qué fue lo que ocurrió. Ahí es donde arranca la relación entre ellas: Betty es la protectora y Rita la pobre chica en aprietos. ¿Les suena familiar? Yo digo que toda lesbiana debe ver Mulholland Drive para así aprender y evitar a toda costa este tipo de relaciones. Recuerden que si una no está bien consigo misma, es imposible estar bien con otra persona.

 

  1. Primero todo es ilusión y novedad. Basta un solo día para que las chicas sientan una conexión muy especial. Ojo: Rita no sabe quién es ni recuerda nada de su vida y Betty no conoce a nadie en Hollywood. Ambas están solas y a las dos les cae como anillo al dedo tener a alguien con quién pasar el tiempo.

mujeres lesbianas

  1. Se vuelven uña y mugre. Las chicas pasan tanto tiempo juntas que empiezan a tener contacto físico: una palmadita en el hombro por aquí, una agarrada de mano por allá; detalles que demuestran que poco a poco ellas se acercan más y más tanto a nivel físico como emocional. Todo bien ahí, pero de pronto encuentran en la bolsa de Rita fajos de dólares y una llave. ¿Para qué era todo ese dinero? Nada pinta bien. Nada. Pero ahí siguen…

  1. Dejan de hacer sus cosas con tal de estar juntas. Betty fue a Hollywood para cumplir su sueño de convertirse en actriz, pero en lugar de esperar a que la presenten con un guapo y famoso director de cine, sale corriendo porque “quedó de ver a su amiga”.

  1. Haces cosas que te ponen en riesgo o que normalmente no harías. Betty, dulce y bienintencionada, hace cosas que —por su forma de ser— jamás haría, todo con tal de ayudar a Rita a descubrir más sobre su vida. Por ejemplo: mentir, meterse por la ventana de una casa ajena y ayudar a una mujer a cambiarse el look para que nadie la reconozca en la calle.

  1. La invitas a dormir en tu cama. Después de cortarle el pelo y decirle que se ve muy bien con su peluca nueva, Betty le dice a Rita que ya no tiene que dormir en el sofá, que mejor se duerma ahí con ella, que la cama es inmensa. Rita acepta y se mete completamente desnuda en la cama de Betty. Por supuesto, después se dan un beso y pasa lo que tenía que pasar. Una de las escenas más lindas que he visto entre dos chicas.
  1. Te das cuenta de que te enamoraste de una loca. Después de su noche de pasión, Rita empieza a hablar/gritar dormida. Betty la despierta, angustiada. Rita le pide que la acompañe a “un lugar”. Betty le dice que son las dos de la mañana, que es muy tarde, pero Rita insiste. Betty, por supuesto, acepta.

  1. Descubres que nada era lo que parecía. Gracias a esa salida en la madrugada todos (tanto Betty como el espectador) descubrimos que todo lo anterior era un sueño. Que la realidad es otra. Todo lo que vimos era lo que Betty hubiera soñado que fuera verdad. Pero Betty, que no es Betty sino Diane, es en realidad una actriz de bajo perfil, que nunca ha conseguido un papel importante. En cambio, Rita —la pobre chica en aprietos— es todo menos eso. Su verdadero nombre es Camila y es una auténtica hija de la chingada. Diane y Camila tuvieron una relación, pero Camila ya está harta de Diane.
  1. Ya no quieren nada contigo pero tú sigues de necia. Diane se aferra pero es inútil. Camila es tan cruel que invita a Diane a una fiesta donde anuncia que se casará con un director de cine muy famoso y guapo —el que en el sueño Diane/Betty rechazó. Diane sufre tanto que decide hacer algo extremo para vengarse de Camila, quien realmente no la toma en serio. ¿Qué le hizo?

 

Corran a ver la película y cuéntenme qué les pareció. Esta es sin lugar a dudas una de mis películas favoritas de la vida. 

Síganme en Moovz, la red social LGBT.

 

 

Créditos Imágenes:

Portada: Ask Men

1: YouTube

2: Pinterest

3: YouTube

4: Pop Matters

5:  After Ellen

6: Deep Focus Review

7: El Horror

8: theplaylist.net