CINE: Notas de producción, “Retrato de Jason”

Compartido

Como la historia de Jason, los relatos grabados en la producción de Retrato de Jason incluyen historias que son en gran parte verdaderas y algunas que no tanto. Aquí mencionamos algunos hechos. Shirley Clarke, que no había hecho una película desde The Cool World en 1964, decidió que Jason sería un gran personaje para una película. La película de Andy Warhol Poor Little Rich Girl (el retrato a una cámara de la bella Edie Sedgwick y sus screen tests) pudo haber sido una influencia. En una entrevista de 1969 en el George Eastman House (GEH), Clarke dijo de manera extraoficial que un mes antes de grabar su película, Warhol había conocido a Jason Holliday en un bar por medio de Paul Morrissey. Entonces Warhol trató de hacer una película con Jason y Edie Sedwick, la cual, según Clarke, se había quedado en el olvido: “Simplemente no pudieron hacerla”.

Para Retrato de Jason, Clarke usó el dinero que había ganado en la película de la Expo ‘67 Man in the Polar Regions producida por Graeme Ferguson Productions. También usó las instalaciones de esa productora a principios del año 1967 para editar el primer corte de la película. La cámara y el equipo de iluminación y sonido los rentó el 2 de diciembre de 1966. La filmación tuvo lugar en la noche del sábado 3 de diciembre y continuó hasta la mañana del día siguiente. Empezó alrededor de las 9:00 pm y duró 12 horas. Se le pagaron 3 horas extras al asistente de dirección Bob Fiore (Winter Soldier, Pumping Iron). El camarógrafo fue Jeri Sopanen y usaba una Éclair NPR 16 mm que es una cámara bastante móvil. Jim Hubbard, amigo de Jeri, estaba asistiendo en el sonido y dice que recuerda que a las 2 de la mañana la Éclair NPR se descompuso y tuvo que despertar a su amigo para rentar una Auricon 16 mm. La cámara puede grabar hasta 120 metros de película, por lo que hicieron tomas de hasta 11 minutos. El ingeniero de sonido, Francis Daniel, usó una Nagra carrete a carrete, que era la última Nagra que había hecho el inventor Stefan Kudelski, él mismo, y le pertenecía a Clarke (la había usado para The Cool World y la había conservado por muchos años, por lo que seguramente usaron esa).

 

Clarke decidió que Jason sería un gran personaje para una película.

Clarke decidió que Jason sería un gran personaje para una película.

Clarke dijo que con ellos estaban dos amigos de Jason; uno era Carl Lee y el otro se llamaba Richard y se menciona en la película. Se pretendía que en la película sólo saliera Jason Holliday, pero Shirley le hace honor al cinéma vérité: “Cuando vi los dailies, sabía que la verdadera historia de lo que pasó esa noche en la sala de mi casa tenía que incluirnos a todos y a nuestras preguntas y a las reacciones de nuestras preguntas. Nuestros enojos, molestias y risas se quedaron como parte de la película y son esenciales para presentar la realidad de una noche de invierno de 1967”. La película se filmó en la sala del departamento de Shirley Clarke situado en el Hotel Chelsea, ubicado en el 222 Oeste de la calle 23.

“El departamento de Shirley acogió muchas de las fiestas de sus amigos, ya que era de los pocos departamentos en el hotel que tenían dos habitaciones.”

Era uno de los dos penthouses de dos pisos (el otro lo tuvo por un tiempo el compositor Virgil Thompson). Para llegar, Clarke tomaba el elevador hasta el último piso y luego unas escaleras para llegar al techo, en donde las dos torres tenían entradas separadas. La sala estaba en el piso de abajo del penthouse. El set de la película fue ese departamento, sólo se tuvieron que hacer algunos cambios de mobiliario, los cuales fueron hechos por la hija de Clarke, Wendy. Aunque no se ve en la película, si ampliamos el cuadro y ajustamos la luz en la etiqueta, podemos ver que la botella de la que Jason bebe es de Deerstalker Single Malt Scotch (lo que sí se aprecia es que el líquido es demasiado claro como para ser el original). Wendy Clarke ayudó antes y después de la película, pero no estuvo presente durante la filmación. Clarke le dijo a Holliday que podía usar el piso, una silla, un sofá y la repisa de la chimenea, y que no podía salirse de esos límites. También se hacían señas con las manos, pero Clarke nunca dijo lo que significaban. Clarke le dijo a Holliday que podía mover cualquier objeto del departamento y ponerlo en el espacio que usarían para filmar, pero él no lo hizo. “Lo único que le importaba era lo que traía puesto”, dijo Clarke. En la misma entrevista del GEH, Shirley dijo que le había dado a Jason un periódico al inicio de la película para que tuviera algo que hacer con las manos.

Según una carta de junio de 1968, el costo total de la película fue de 21,500 dólares. En la entrevista de Afterimage de 1983 con Lauren Rabinovitz, habló de cómo su percepción de Jason cambió durante la filmación: “Jason se dedica al espectáculo, y todo lo que dice y hace en la película, a excepción de los últimos 20 minutos, yo ya lo había visto mil veces. Ya había escuchado cada historia y cada variación. Sabía que si preguntaba X, él me contestaría Y. Así de bien lo conocía. Algo interesante es que yo comencé esa noche con odio, y había una parte de mí que quería acabar con él, vengarme, matarlo. Pero en el transcurso de la noche, pasé de querer matarlo a querer que fuera hermoso, lucirlo. Comencé a amarlo en los meses que pasé sentada en mi mesa de edición tratando de decidir qué partes de lo que había filmado iba a desechar. Fui desarrollando una habilidad para comprender de dónde venía ese hombre ­—sus diferencias culturales, su homosexualidad, su oportunismo, su histrionismo. Cambié muchos de mis prejuicios al poder conocer realmente a Jason. A veces vuelvo a mis pensamientos primigenios de Jason, pero en el proceso de trabajar en la película, llegué a amarlo… Jason no es un ser humano promedio.

“Sabía que cuando lo escogí, estaba escogiendo a alguien dramático, fotogénico, demente, interesante…”

De alguna manera, él sale victorioso, yo quería que él ganara”. En una entrevista más reciente con Wendy Clarke, ella nos habla de las decisiones de edición de su madre y del proceso: “Esta película la hizo mi madre justo antes de empezar a explorar el video. Creo que la habría hecho en video si la hubiera hecho un poco después. Recuerdo que ella quería que se sintiera como si hubiera sido grabada en secuencia y en tiempo real, y por eso dejaba la grabación de sonido abierta mientras cambiaban las películas de la cámara. Sus otras películas se editaron de un modo mucho más complejo y con ángulos mucho más complejos también. Esta película no se siente tan coreografiada como las otras. Todas sus demás películas manejan muchos niveles de lo que está pasando y siempre exploran el medio, el contexto histórico y rompen paradigmas” (entrevista de Ariel Schudson mencionada en su ensayo “Out of the Shadows and Onto the Screen: Project Shirley and Milestone’s Restoration of The Portrait of Jason”).

 

Para más contenido de Ambulante, síguelos en MOOVZ, la red social LGBTQ más grande.