Nuestra Lucha Interna

Compartido

El libro el “arte de la guerra”, obra maestra escrita por sun Tzu, hace unos 2.500 años, nos habla de como vencer al enemigo, de cómo librar nuestras batallas y ganar la guerra.

Me sucedió que leía el texto y comprendía lo que literalmente quería transmitir. Pero me daba cuenta que me estaba quedando en la superficie. Se que este libro tiene mensajes mucho más valiosos de los que aparenta, que contiene claves para entender la vida, y para alcanzarlas hay que hacer una profunda reflexión.

Aun me encuentro en ese proceso y por ello quería compartirlo con las personas que leéis mis artículos.

 

Para poder luchar en una guerra, hay que tener una.

No hay persona en el mundo que no mantenga una lucha interna, porque tu guerra es el objetivo de vida que te marcas. Tal vez la mía sea superarme profesionalmente, intelectualmente, o físicamente. Tal vez sea ayudar a los demás, o llegar a comprender el mundo que nos rodea, no lo sé.

Mientras que se acaba de materializar esa respuesta empiezan a aparecer otras no menos relevantes.

¿Quién es mi enemigo?

El enemigo no siempre es quien uno piensa, de hecho, puede ser todo lo contrario.

Por poner un ejemplo: si te sientes maltratado puedes pensar que el enemigo es aquello que te hace sufrir, pero en realidad, está representando el papel de maestro. Te hace despertar de tu letargo y aprender a superar un obstáculo. Todo el tiempo que niegues esta realidad, y resistas ese aprendizaje, TÚ eres tu enemigo.

De igual manera, el campo de batalla puede ser el día a día, o puede ser un momento especialmente importante.

Ver la vida como una guerra, con la mirada focalizada en aprender de cada lucha, te ayuda a gestionar tus energías, a encontrar tu camino si te consideras una persona perdida, a valorar a todas las personas que te rodean, porque todas pueden estar actuando de maestras.

¿Cuál es mi guerra? ¿y mis batallas? ¿Quién es mi enemigo y como puedo convertirlo en mi más valioso aliado?

Eso me pregunto, yo, y le pregunto a la gente de mi alrededor, que a veces ve lo que nosotros y nosotras no vemos; es importante encontrar la respuesta porque ese es el tesoro que ganamos al ganar la guerra.

 

¿Cuál es tu lucha interna? Cuéntamelo en mi cuenta oficial de MOOVZ, la red social LGBTQ más grande.

 

 

 

 

Fuente imagen: NeuPaddy (Pixabay)