POEMAS: Cartas a Rouse #CosasDeChicas

Compartido

Cuando vuelvas, si es que algún día regresas en mi búsqueda,

vuélvete hacía mí, vuelve con la mirada puesta en mí,

vuelve y sonríeme en la cara.

Déjame contemplar una vez más, el hoyuelo aquel de tu mejilla derecha…

Cuando vuelvas, si es que algún día regresas por mi ausencia,

vuélvete hacia mí, vuelve con tus brazos bien abiertos,

vuelve y déjame llorarte un poco, sólo un poco, tal vez a cántaros, tal vez a mares…

Déjame tomarte de las manos,

quiero poner mi nariz en tu nariz y sentir tu cintura junto a mí,

quiero rozar con mis dedos tu cabello en pleno vuelo,

besar tu frente y con sonidos mudos, gritarte sin palabras, cuantos años te he extrañado…

Quiero tomarte la cara y lanzarte mi mejor y más falsa sonrisa…

Quiero mirarte con mis ojos cristalinos, llenos de nostalgia, atascados de recuerdos,

repletos de dudas y preguntas al aire, sin respuestas claras, sin ninguna esperanza…

Vuelve y no te atrevas a frenar la fuerza desbocada y poco serena de lo que algún día juntas fuimos,

no te atrevas a correr, deja ya de huir, sólo por un instante, sólo espera un momento,

quédate aquí y no temas, que en el siguiente latir de mi corazón te dejaré ir…

Algunos años atrás, nuestro reino era nuestro,

todas estas lágrimas que ves correr por mis mejillas, están plagadas de sentimientos…

Mis ojos siguen impregnados del ayer, mi corazón está marchito de tantas veces que el fuego prendimos,

pero tus cenizas siguen teniendo chispas, que van consumiéndome,

sigo ardiendo en añoranzas, sigo quemándome entre recuerdos muertos…

Vuelve y estréchame a tu espalda,

sostén un poco mi cabeza en tu hombro…

Envuélveme entre tus brazos, entrelázame a tu alma y embárrame en tu cuerpo…

Cerciórate que no quede ninguna brecha, que ningún hueco nos separe,

ahógame en tu espacio y despacio, muy despacio sepárate de mí… sigue tu camino…

Sé que este regreso no es diferente a nuestro ya añejo final…

Sé que vuelves para luego volverte a marchar…

Sé que vienes para tu culpa limpiar, después de eso, sé que nuevamente te irás…

La suerte nunca ha estado de mi lado y esta noche, no es mi noche…

Las excepciones no existen en mí, sé muy bien cuál es el final… sé que pronto te tendrás que marchar…

Así que vete y nunca más regreses, porque si regresas, no te dejaré ir,

vete y no me llames, ni me escribas, ni me encuentres, porque si me encuentras, no me perderás,

y si te causa duda y tienes curiosidad, si quieres saber la verdad, si te atreves a preguntar, yo simplemente  responderé…

Que Nunca te he dejado de amar.

Para más poemas, sigue a Vero Gil en Moovz, la comunidad LGBTQI más grande del mundo.

join moovz