Reseña de Chavela: Y si quieres saber de su pasado

Compartido

La ronca voz de una de las mujeres más inspiradoras de México nos guía por su vida a través de entrevistas nunca antes vistas de 1991, 20 años antes de su muerte. Chavela Vargas, con su hipnotizante magnetismo y encanto, cautiva a las jóvenes que la rodean en su hogar, absorbiendo cada palabra que esta fascinante artista les dirige. Estas conversaciones se llevan a cabo durante un momento crucial en la vida de Chavela: encontramos a una artista revitalizada, emergiendo de 12 años de un alcoholismo profundo y de una dolorosa separación del amor de su vida, y justo antes de su regreso al escenario español como la artista que erigió su lugar y revolucionó el mundo machista de la música ranchera en México. Conocemos muy bien las leyendas que siguen al nombre de Chavela, pero este documental nos da la oportunidad de escuchar de boca de la Señora, como la llama una de sus amores, cuáles son verdad, cuáles son mentira, y cuáles fueron propagadas por ella misma.

 

Chavela Vargas
En Chavela encontramos a una artista revitalizada.

 

Esta leyenda, la misma Chavela, cautiva a la audiencia del cine de la misma manera que a las mujeres que la escuchan durante la entrevista y de la misma manera en la que cautivó a sus millones de admiradores en pequeñas cantinas al principio de su carrera y en sus conciertos hasta el día que murió. Su voz llena de dolor, sus brazos abriéndose y levantando su poncho rojo como si fueran alas y sus ojos cerrados en un momento de profundo sentimiento – así comienza cada canción que Chavela Vargas canta, cada una con la misma pasión. Miguel Bose recuenta como cada canción que Vargas cantaba era una experiencia total que tenía a cada uno de sus espectadores al borde de un infarto; porque en cada canción Chavela se entregaba completamente, todos su sufrimiento, todo su dolor, toda su rabia y todo su amor, y se arriesgaba a entregar hasta la vida misma, su último aliento.

 

“Cualquier persona que tuvo el honor de conocer a Chavela contará que ese magnífico ser era todo, todo el tiempo.”

 

Ella era seductora, era amante, era rabiosa, era una bendición, era divertida, era intensa, pero sobre todo, era apasionada. Las directoras mágicamente representan cada aspecto de su ser en el documental y nos encontramos riendo, sintiendo soledad, encontrando el amor, reviviendo el vacío, y redescubriendo la pasión junto con Chavela Vargas a través de su increíble vida.

 

Chavela era una persona privada, aunque derramaba sus penas y sufrimiento en cada escenario, lo hacía siempre a través de las palabras de alguien más, sus verdaderos sentimientos solamente se encontraban en el licor, donde los ahogaba. Pero en estas entrevistas, entretejidas con sus apasionadas interpretaciones de rancheras, la mujer del caballo blanco nos invita a entrar a su vida personal y nos revela sus más íntimas relaciones y amistades. La Chamana nos pinta retratos dolorosos de sus padres y retratos repletos de colores radiantes de Frida Kahlo, Diego Rivera y una de sus más grandes amistades, José Alfredo Jiménez.

 

La inolvidable mujer, que con su dolorosa voz y corazón aún más dolido, le entregaba su última gota de fuerza a la audiencia, se entrega una última vez en este extraordinario documental de su vida. Recordamos sus grandes éxitos, sus amores, sus desgracias, y sus anécdotas contadas por nuestra propia Chavela.

 

Para más cine LGBT, sigue a Ambulante en su cuenta oficial de MOOVZ, la red social LGBTQ.