Tránsitos

Compartido

Hoy en día vivimos tiempos de evolución de mundos modernos, y aún así no se acepta la variabilidad del género ¿o si? Todo avanza; la tecnología, las políticas, la música y la ciencia, entonces  ¿porqué no la misma sexualidad?

La misma sociedad por muy avanzada en un progreso inconsciente sigue gritando es NIÑO o es NIÑA;   y esto es sólo por una asignación social en donde no se disimula y se tiene que decidir de inmediato si es un recién nacido Intersex.

Lo que a la sociedad le resulta incomprensible y optan por encajonar de manera tóxica el parlamento incorregible de la no aceptación y así de fácil se retienen en su BINARISMO.

 

Mayormente es por la  incomodidad que les imbuye en la conciencia basada en paradigmas, y esto es sólo por reflejar lo rosa o lo azul  que debe y tiene que responder estímulos Bio-Politicos de un patriarcado Social pero ¿qué pasa si es naranja?Se vuelven apáticos  por comprender ese mundo y lo que lo rodea, volviéndose así un lastre para quienes no son rosa o azul.

La exigencia de nuestro corazón es defender sin pudor y con el grito más estridente del alma, nuestro derecho a “SER” nosotros mismos; nuestro deber no es ser explicados  y mucho menos es educar a los demás.  La verdad quizás no fue hecha para su absolutidad ni para la objetividad en muchos casos, pero si fue hecha para ser defendida.

 

¿Seremos subversivos por defender nuestra verdad; por protegerla, amarla y “SER” nosotrxs mismxs?

Somos afortunados de poder “SER” en estos tiempos, porque así aprendimos, siendo nuestra realidad de poder amarnos atreviéndonos y sin miedo.

Aprendimos ya a educar y a ser pacientes. A comprender que no es que necesitamos que nos entiendan o que nos aprueben. Sólo buscamos y queremos que el mundo también transcienda, queremos compartir nuestra vida, nuestra capacidad de tolerancia y flexibilidad, compartir con todos, nuestros sueños, nuestras alegrías, nuestros avances…entonces,  ¿por qué queremos escucharlos y educar para que nos escuchen? Por que lo vale, como una conciencia colectiva de nuestra propia realidad en la búsqueda de la “FELICIDAD” en primera instancia, aunque está puede ser infundada y tal vez subjetiva a la de los demás, pero más bien se torna en una “ARMONÍA”, que es más un equilibrio de lo que sentimos y somos.

 

Ese tránsito es la constitución de lo tangible y lo intangible.

La unión de lo ambiguo, la conciliación con mis sombras y mis insomnios, pero a la vez también mi propia apreciación y aprender a aceptarme, darme besitos por como soy, eso debe y tendría que ser aplicado para todxs ¿o no? Pero muchas veces nos dejamos caer en un abismo de depresión por las consecuencias indomables de la sociedad.

Esto va más allá de “llenarse de vello o que te broten las tetas” esto va más allá de un tránsito de nuestra propia confirmación de un género, que se vuelve un “PARAÍSO” hormonal que nos resume en una escena de la sociedad, de la vida y que le urge expresarse por lo que sentimos  

Más allá de ver frente al espejo lo que mi alma siempre ha sido y que muchos no ven o no saben ver.

Es la introspección de una manera sana y coloreada para observar nuestras dualidades, para explayar nuestros conocimientos, para manejar un sistema interno holístico.

Este es mi tránsito.. la paz que siento con cada paso, cada avance.

Es ir disipando lo superfluo y explorar los jardines y las sequías.

Esto es vivir con libertad.

 

Aún no me hormonizo, o tal vez si, ya lo hice pero sin conciencia, se que está mal y tiene sus riesgos, pero ¿lo valdrá? por mi propio atrevimiento espero no perderme de la visa en sí, si he llegado a vivir discriminación, también he sobrevivido con suavidad porque han sido situaciones manejables, pero si sufro cuando aprendo brutalmente como se desvanece la intolerancia con nuestros cuerpos conocidos y también disímiles y me pregunto ¿Es que no ve acaso esa gente genocida, o en realidad todos nos volvemos disímiles?

Hay insurgentes pero que no son transgéneros y transgéneros que no son insurgentes.¿Hasta dónde y cuándo van a seguir optando por el rol de ignorantes?

En este tránsito de la vida, cuando la gente comprenda que se nace para “SER”, y no por compla “SER” a las sociedades del mundo, se acabaran las etiquetas y todxs a “SER” taremos en vivir una vida más TRANSITABLE.