TURISMO: ¿Irías a un país homofóbico?

Compartido

El otro día estaba platicando con un amigo y me contó sus intenciones de ir a Rusia, entonces se desató toda una discusión. Recuerdo que cuando era pequeño, veía fotografías de la Catedral de San Basilio, y pensaba que era una gran fábrica de helado; por eso y sólo por eso, siempre quise ir a Rusia.

Después crecí y vi que Louis Vuitton puso una maleta gigante justo frente de la icónica Plaza Roja, y me dieron todavía más ganas de visitar el país, pero hoy en día, ni de loco me pararía en el país dominado por Vladimir Putin. Rusia será el gran anfitrión del Mundial 2018 y le lloverán turistas; me pregunto si entre ellos, ¿habrá varios de la comunidad LGBT?

Tengo amigos gays muy cercanos que apoyan el gobierno de Putin, e incluso lo admiran, y aunque están enterados de la Ley contra la Propaganda Homosexual, que condena la “promoción” de cualquier tipo de publicidad gay dirigida a menores de edad, y al mismo tiempo, evita la normalización de la comunidad LGBT en un país donde se te ataca por ser homosexual, e incluso aseguran que existen campos de concentración para personas gays.

Rusia no es el único caso donde la homosexualidad está mal vista; existen algunos países donde incluso te podrían matar o condenar por tener una relación con alguien de tu mismo sexo, como Egipto, por ejemplo. Sin embargo, hay gays en el mundo que siguen turisteando en este tipo de países, y sigo sin entender cuál es el placer o la razón de ir a algún lugar donde no eres aceptado ¡Pero bueno! La incongruencia en el mundo está al por mayor; con gente de la comunidad LGBT enlistándose en las filas de religiones que no acepta la homosexualidad de igual manera.

La pregunta clave aquí es ¿Irías a un país homofóbico? Cuéntame tu respuesta y razones en mi cuenta oficial de MOOVZ.

También sígueme en Facebook e Instagram. O en mi blog personal Still Not Hungry.