Confiesa: ¿Vanidad, Salud o Sexo?, Las Preferencias de los TONES

Compartido

Tenemos que reconocer que las 3 opciones siempre están presentes en nuestra vida, sin embargo, la edad va marcando nuestras preferencias, va definiendo nuestras prioridades.

 

Yo digo que…

A los 20 solo pensamos en sexo, y en esta etapa pega mucho la vanidad porque quien no se ve bien, se queda fuera del mercado de la carne y a esta edad, hasta los vegetarianos le empacan con gusto.

 

Somos muy visuales, no lo vamos a negar, y a los 20 todavía no nos hemos dado los suficientes trancazos como para tener una comprensión más amplia de la belleza y del amor. ¡Se vale!

Pero la vanidad nos ayuda a mantenernos en forma, algo que más adelante valoraremos y agradeceremos porque se traducirá en salud.

 

A los 30 la historia va cambiando, los trancazos de la vida nos hacen entender muchas cosas y ya pensamos y sentimos distinto. Eso no significa que dejemos de ser vanidos y sexuales, pero creo que nos empezamos a “preocupar” por ser saludables. Y digo “preocupar” porque en muchas ocasiones solo existe la inquietud, pero en realidad no nos ocupamos.

Por ejemplo, yo lo veo en mi novio que está a punto de cumplir 30 y sigue cenando 4 conchas (pan dulce) con leche (¡Obvio las otras conchas no le gustan!) El gimnasio lo conoció un día que yo lo llevé, pero creo que solo me acompañó por cultura general, porque jamás volvió. Y no es que no sea vanidoso, porque hace un escándalo terrible cada que se baña y ve cabello en la coladera de la regadera.

Chico gay acostado - TONES, SALUD Y SEXO

A los 40 creo que la vanidad se acentúa porque nos cuesta trabajo aceptar el paso del tiempo y darnos cuenta que la ley de gravedad también tiene repercusión en nuestro cuerpo.

Ah!!!! Pero si a los 20 y los 30 nos “ocupamos” en la salud y fuimos sanamente vanidosos, ¡a los 40 podemos estar mejor que nunca! Y lo digo por esto:

 

A los 40 ya tenemos un poco más claro lo que queremos en la vida y sabemos el rumbo que debemos tomar para poder conseguirlo. Claro, hay que tener huevos para tomar decisiones. Por cierto, también hay que empezar a cuidarlos (los huevos) y a hacernos mínimo una vez al año el estudio del antígeno prostático porquello del cáncer.  

 

A los 40 afortunadamente la hormona se tranquiliza y deja de meternos en tantos problemas. El sexo se disfruta pero ya no es una prioridad ni un tema urgente.

 

A los 40 ya nos hemos preocupado tanto por la vanidad, que empezanos a aprender a querernos tal y como somos. Trabajamos por la mejor versión de nosotros mismos pero lo que hay se valora y se cuida. Eso nos vuelve más sensibles y por lo mismo, nos cambia la idea sobre la belleza y el amor.

 

Seguro están pensando… Si es cierto que a los 40 el cuerpo empieza a cambiar y uno empieza a aceptar su físico. ¿entonces para qué sufrir en el gimnasio desde los 20?

La respuesta es:

El ejercicio, la salud son un estilo de vida que se disfruta, es un tema de disciplina y autocontrol que siempre nos ayudará a vivir mejor en cualquier etapa de nuestra vida.

 

Si uno no se cuida, si no te procuras y consigues hacer cada día algo por ti, por tu salud,  por tu cuerpo y tu espiritualidad, difícilmente podrás conseguir tranquilidad y felicidad con el paso de los años. “Lo que somos hoy es la semilla de lo que seremos mañana”.

 

Hay decisiones que cuando se toman demasiado tarde, ya no nos traen buenos resultados.

Por ejemplo: no es lo mismo que un niño se tome un vaso de leche diario y esto lo ayude a crecer sano y fuerte, a que a los cuarenta o cincuenta, descalcificado y con hosteoporósis mandes traer 4 vacas y les succiones hasta el tuétano. Lo siento, “too late” demasiado tarde.

(Este ejemplo de la leche me lo ponía mi maestra de la primaria, solo que aplicaba a estudiar todos los días y no un día antes del examen). Ustedes me entienden.

 

Y como todavía me falta un buen rato para llegar a los 50, hasta aquí nos quedamos.

Solo les digo una cosa:

Disfruten siempre su vanidad, su salud y su sexo, porque si uno de los 3 se les olvida, se les van a desequilibrar los otros dos.  

Y nunca olviden su espiritualidad, porque sin paz interior, lo demás ni sirve ni se disfruta nada.

 

¡Nos vemos en el espejo! Y a ver cómo nos va…

Chico mostrando una camiseta que dice "Talk to Daddy" - TONES, SALUD Y SEXO

 

Sígueme en MOOVZ

También escribí  Las relaciones de pareja con los treintones y cuarentones

 

Dale Like a mi pagina en FACEBOOK

Y si ya eres del club de Los TONES, dale Like a la página de TONES también en Facebook.

 

Mi INSTAGRAM @salvadornunezop