La vida, el sexo y los conflictos de los treinTONES, cuarenTONES.

Compartido

Esto del tiempo y los años jamás dejará de ser un misterio.

Este es mi primer artículo en el blog de Moovz y creo que cuando se empieza una relación con alguien uno tiene que sincerarse, encuerarse por dentro, por fuera no porque entonces ya sería otra cosa.

De jóvenes tenemos muchos prejuicios, tratamos de ser como alguien más, de cumplir las expectativas de la sociedad. Conforme vamos creciendo, lo mejor que puede sucedernos es que todo empiece a “valernos madres”. Claro, siempre y cuando hayamos encontrado nuestra propia forma de sentirnos libres y de ser felices. Pero este “aparente estado de valemadrismo puro” es el resultado del duro proceso de asimilar la vida a punta de fregadazos.

¡Qué difícil es crecer siendo uno mismo! Más difícil aún es aprender a conocernos y darnos cuenta de quien en verdad somos. Y es que en esta vida existen tantas diferencias como seres humanos y es difícil comprender que cada uno somos perfectos a nuestra manera.

En lo personal, se quien soy y lo que más disfruto. Soy un tipo un tanto cínico, vanidoso, con muy poquito pudor que disfruta y se morbosea andando en bolas y tomándose fotos (según yo artísticas) ´pa subirlas a Instagram. Obviamente no soy solo eso, pero es lo que la gente puede percibir de mi a primera vista.

Tengo muy buen sentido del humor y eso me ha ayudado a reírme de mi mismo en los agujeros más oscuros en los que he caído (con y sin albúr).

Cuando entré al grupo de los TONES (30-TONES, 40-TONES, 50-TONES…) tuve que ir asimilando que ya no era un jovencito pero que los números de la edad tampoco me hacían más grande y mucho menos me limitaban en nada.
No fue tarea fácil, costó trabajo borrarme las estúpidas ideas con las que la mayoría crecimos. Y es que la gente siempre nos juzgará y criticará por algo, sobre todo en estos tiempos de las redes sociales en las que todos opinamos de todo sin siquiera tener idea de nada (cosa que me parece terrible), pero al final es libertad de expresión. Los idiotas se toman en serio todo lo que leen y los un poquito más pensantes, saben tomar todo como de quien viene.

Después de los 30 entendí que lo “natural” es tener doble personalidad pero una sola vida. Tener una dualidad y atrevernos a mostrarla y disfrutarla en los lugares indicados.

Tengo 42 años, ya hay mucha vida acumulada para poder contarla y jugar con ella, para revolcarla y revolcarme de mil maneras, para cultivar mi espiritualidad y ser muy profundo pero también para divertirme siendo superficial y vanidoso llenando mi cuenta de Instagram de fotos  con poca ropa, en calzones o casi desnudo. ¡Es mi vida, son mis años, es mi alegría, mi pasión, mi emoción, mi morbo, mi sonrisa y mi deliciosa erección elección.

Cortemos la plática por ahora porque siempre hay que dejarle a los demás un poco de misterio.

¡Bienvenidos a mi mundo de TONES!

Los invito también a seguir mi blog http://salvadornuñez.com