La violencia en las parejas LGBT+

Compartido

Usualmente cuando se habla de violencia en la pareja se piensa en una pareja heterosexual, en donde la mujer es violentada por el hombre; pero cuando cambiamos la mirada hacia la comunidad LGBT+ la palabra violencia toma otra connotación y hace referencia a crímenes de odio y ataques contra personas con preferencias diversas. Existen muchos factores que invisibilizan la violencia en las parejas LGBT, pero esta existe.

A mi consulta terapéutica han llegado parejas tanto heterosexuales como homosexuales, ambos tipos de parejas han descubierto que la violencia ha sido parte de sus vidas y de sus relaciones, cabe aclarar que no sucede en todas, pero ha sido más una constante el que sí lo sea. En parejas homosexuales, además de vivir una relación violenta, son blancos fáciles de actos violento por parte de sus seres queridos y de la sociedad, lo que en ocasiones permite borrar la que viven con su pareja.

Existen varias situaciones que hacen menos visible la violencia entre las parejas de la comunidad LGBT+, entre ellas encontramos que no se puede cuantificar por la falta de denuncias por eso “lo que no se ve, no existe”. En nuestro país son poco comunes los estudios formales que atienden la violencia intragénero, ya que, por la vulnerabilidad del grupo, prevalecen en las agendas de los investigadores y activistas otro tipo de temas a discutir y en los que trabajar; así mismo está presente el miedo y la vergüenza que sienten las víctimas y la idea de que su denuncia llegue a impactar de manera negativa la percepción de su comunidad. También está de manifiesto la reproducción continuada de los roles de dominación, sumisión y control en parejas del mismo sexo, la segregación y la discriminación que se vive en una combinación peligrosa con la falta de mecanismos para denunciar, pero por sobre todos existe un gran desconocimiento sobre cómo identificar la violencia en pareja.

Estudios europeos y norteamericanos, han puesto de manifiesto que en la mitad de las relaciones sentimentales entre lesbianas se registró violencia física y verbal.

Pareja de lesbianas discutiendo, parejas LGBT

Múltiples investigaciones del fenómeno de la violencia que han encabezado los departamentos de género de diversas universidades del país, han puesto de manifiesto que identificar los inicios de la violencia en parejas (heterosexuales) es la mejor herramienta para su prevención, situación que aplica en parejas de la comunidad. Es importante entonces saber que la violencia tiene diferentes formas, la más reconocida es aquella que causa marcas visibles en las personas como lo son los golpes y la muerte, sin embargo, la violencia puede ser de tipo psicológico, económica, sexual y verbal. Un primer indicador para saber que una persona está inmersa en el círculo de la violencia es tener una sensación de malestar constante o depresión.

El violentómetro es una herramienta sensacional creada por la Unidad Politécnica de Gestión con Perspectiva de Género del IPN, este es un material gráfico en forma de reglilla donde se puede visualizar los diferentes grados y manifestaciones de violencia que se encuentran ocultas en la vida cotidiana y que muchas veces se confunden o desconocen.

 

Violentómetro


Una vez identificada el siguiente paso es aceptar que vives una relación violenta y poder hablarlo, quienes viven violencia deben buscar redes de soporte, que pueden ser familiares, amigos, terapeutas o consejeros, a quienes puedas contarles lo que les sucede y comenzar a buscar la manera que les permitirá salir definitivamente de esa situación.

Importante:

  • Vivir violencia no es una forma sana de estar en una relación, el amor nunca debería implicar dolor ni sufrimiento.

  • Buscar ayuda en tu comunidad y en personas o instituciones en las que confíes.

  • NO es tu responsabilidad que te violenten.

  • Elaborar un plan de seguridad que te permita salir sin exponerte a ningún peligro.

  • Exige #respeto y #relacionessanas.

 

Contáctame en mi perfil de👉  Moovz si tienes más preguntas acerca de este tema.